Dónde desea visitar en Cuba

    • TURISMO (48)

    • Plaza de la Revolución

      La plaza de la Revolución es una plaza pública de la ciudad de La Habana, Cuba, una de las más grandes del mundo con 72.000 metros cuadrados. Fue creada en tiempos del presidente Fulgencio Batista y originalmente se la llamó plaza Cívica, aunque su fama internacional comienza con la Revolución cubana. En ella podemos encontrar el Monumento a José Martí esculpido por Juan José Sicre y frente por frente tenemos el Ministerio del Interior con la conocida imagen del Che Guevara tomada por el fotógrafo Alberto Korda hecha un relieve escultórico, obra de Enrique Ávila que dice "Hasta la victoria siempre". En 2009 se inauguró la obra (del mismo artista y especificaciones técnicas) a Camilo Cienfuegos, otro gran héroe de la Revolución cubana, en la sede del Ministerio de Comunicaciones.[1]​

      Hora en el lugar: una hora
    • Plaza de San Francisco de Asís

      Hora en el lugar: 30 minutos
    • Paseo de Martí

      El Paseo del Prado es una avenida en La Habana. En su trayecto norte-sur se localiza en la concurrida zona de La Habana Vieja y a solo una cuadra de la Calle Industria, que marca el límite con Centro Habana, se extiende desde la Fuente de la India y la Plaza de la Fraternidad hasta Malecón. Fue construido en 1772 bajo el gobierno colonial del Marqués de la Torre, Capitán General de la isla, que en aquellos momentos era una de las colonias españolas más florecientes de América. Su primer nombre fue el de Alameda de Extramuros o de Isabel II, por hallarse afuera de las grandes murallas que cercaban la ciudad.[1]​ En 1928 el Arquitecto paisajista francés Jean-Claude Nicolas Forestier rediseñó el la avenida para convertirla en uno de los paseos más importantes de La Habana y de América Latina. Fue sembrado con árboles y se colocaron bancos de mármol. Se colocaron ocho estatuas con figuras de leones, hechas de bronce que parecen custodiar el paseo. Está dividido en cuatro secciones fundamentales bien delimitadas: el Paseo, el Parque Central, la Explanada del Capitolio y la Plaza o Parque de la Fraternidad.

      Hora en el lugar: 2 horas
    • Plaza Vieja de La Habana

      Hora en el lugar: 2 horas
    • La Catedral de la Virgen María de la Concepción Inmaculada de La Habana

      La Santísima y Metropolitana Iglesia Catedral de La Habana, consagrada a la Inmaculada Concepción de la Virgen María, es un templo católico, que se encuentra en el corazón de La Habana Vieja, en la zona más antigua de la ciudad, declarada por la UNESCO en 1982 Patrimonio de la Humanidad. Es la Sede Episcopal de la Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana.

      Hora en el lugar: una hora
    • El Templete

      Hora en el lugar: 30 minutos
    • Castillo de la Real Fuerza

      El Castillo de la Real Fuerza de La Habana, es una fortaleza militar ubicada en la bahía de La Habana, Cuba.

      Hora en el lugar: una hora
    • Castillo De Los Tres Reyes Del Morro

      El castillo de los Tres Reyes también conocido como castillo del Morro, es el símbolo junto con el Capitolio y la Giraldilla de La Habana, trazado por el ingeniero Juan Bautista Antonelli en 1585 durante el periodo imperial español, su posición estratégica en un cerro fue reconocida casi tan pronto como el puerto de la Habana empezó a adquirir la importancia estratégica que tuvo en la provincia de ultramar española. En los años 90 se trabajó en el rescate y preservación del sistema de fortificaciones de la ciudad, pasando estas a desempeñar nuevas funciones. El castillo del Morro mantiene desde entonces una activa vida, sus salones funcionan como galería y en sus espacios una animada vida cultural no cesa. A su vez dos restaurantes (Los Doce Apóstoles y La Divina Pastora) y un bar se albergan en sus antiguas baterías con extraordinarios panoramas del litoral habanero.

      Hora en el lugar: una hora
    • Castillo de San Salvador de la Punta

      El castillo de San Salvador de La Punta (1589 – 1630) es una de las tres principales fortificaciones de La Habana junto con La Fuerza y El Morro, así las tres rezan en el escudo de la ciudad. Su construcción constituyó una gran polémica y a lo largo del costoso proceso constructivo estuvo a punto de ser interrumpido en varias ocasiones. En 1601 se demolió uno de los cuatro baluartes. También posee una función defensiva de la entrada de la bahía, cuyo fin era ayudar al Morro en esta labor. Por la dimensión de las torres de observación da la medida de que su ángulo de visión está orientado fundamentalmente al camino de La Punta a la Chorrera. Constituye una construcción poligonal sencilla sin ornamentos, debido a estar construida en piedra. Por 1762 el comandante del castillo era el Capitan de navío Don Manuel Briceño, el mismo que años antes en 1741 era Alférez de Navío en Cartagena de Indias, bajo el mando directo de Don Blas de Lezo y Olavarrieta durante el asedio británico de ese año. En La Punta el héroe venezolano Narciso López fue ejecutado por alta traición, mediante garrote vil, en la mañana del 1 de septiembre de 1851, convirtiéndose posiblemente en la figura más controvertida de la historia de Cuba.

      Hora en el lugar: una hora
    • Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

      La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña es un complejo militar situado en la entrada de la Bahía de La Habana, que junto a la fortaleza de San Salvador de La Punta y el Castillo de la Real Fuerza de La Habana defendían la ciudad frente a cualquier ataque enemigo o pirata. Los ingleses tomaron el casi inexpugnable Castillo del Morro, principalmente gracias a que lograron capturar la loma donde posteriormente se edificaría la Cabaña, sirviéndose de esa privilegiada posición para su artillería cuando invadieron La Habana. La restituyeron junto con la ciudad en 1763 a cambio de La Florida. Empezó a edificarse en el alto litoral Este del puerto de La Habana, bajo la orientación del brigadier Don Silvestre Abarca. Los trabajos finalizaron en 1774. Actualmente es un complejo cultural y museístico. A las 9 de la noche se dispara el cañón que antiguamente anunciaba el cierre de las murallas de la ciudad como un ritual simbólico en homenaje al pasado. La Cabaña es la más grande edificación militar construida por España en América, cubriendo un área de 700 m de largo por 240 de ancho. Tiene forma de polígono, el cual está compuesto por baluartes, revellines, fosos, camino cubierto, cuarteles y almacenes. Tiene un diseño representativo del avance en los sistemas defensivos producidos durante el siglo XVIII, acaecidos por el desarrollo de la artillería. En ella se alojaban las mejores unidades del ejército español en Cuba. Durante las luchas independentistas del siglo XIX, no pocos héroes cubanos, entre ellos José Martí, fueron prisioneros de sus rejas y muchos fueron ejecutados en el Foso de los Laureles. Al triunfo de la Revolución, el Comandante Ernesto Che Guevara ocupó militarmente La Cabaña el 3 de enero de 1959. Allí estableció su Comandancia y supervisó personalmente, en los primeros días de la revolución, muchos de los fusilamientos de partidarios de Batista acusados de crímenes de guerra.[1]​[2]​ Actualmente la fortaleza es un museo que en el que se exponen documentos y testimonios del Che. Esta fortaleza está ligada desde sus inicios a diversas costumbres y tradiciones, como el Cañonazo de las Nueve. En la época colonial se disparaba un cañonazo a las 4:30 a.m. y a las 9:00 p.m. desde la nave capitana en el puerto, para informar la apertura y cierre de los portones de la muralla que circundaba a La Habana y la puesta y retirada de la cadena que cerraba la entrada del puerto, ubicada entre los castillos de La Punta y el Morro. Esta ceremonia se realiza hoy en día por soldados vestidos con atuendos al estilo del siglo XVIII y constituye una de las más gustadas atracciones que ofrece este recinto a sus nocturnos visitantes. En 1986 se inició la reparación de la Fortaleza de La Cabaña, y el acceso público se le dio en 1991 como componente del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña. En el 2014 fue inaugurado el Museo “Venezuela Libre” en homenaje al Comandante Hugo Chávez. El presidente de la República Nicolás Maduro fue el encargado de dejar inaugurado el espacio donde se muestra la vida, obra y legado del Líder de la Revolución Bolivariana. En ella se celebra también cada año la Feria Internacional del Libro de La Habana.

      Hora en el lugar: una hora
    • Malecon

      El Malecón habanero se encuentra en La Habana, capital de la República de Cuba. Comprende una amplia avenida de seis carriles y un larguísimo muro que se extiende sobre toda la costa norte de la capital cubana a lo largo de ocho kilómetros. El comienzo de su construcción se remonta a los inicios mismos del siglo XX, en 1901, durante el gobierno provisional norteamericano en la isla. Su construcción se fue realizando por etapas sucesivas y duró cerca de cincuenta años, El primer trayecto 1901-1902 abarcó desde el Paseo del Prado hasta la calle Crespo. El segundo tramo 1902-1921 y se extendía hasta el Monumento al Maine. El tercer tramo que duró hasta los años 30 terminaba en la Avenida de los Presidentes. El cuarto tramo y final 1948–1952 culminaba el malecón en la desembocadura del río Almendares.Importantes monumentos se alzan a lo largo de la avenida, como el del Generalísimo Máximo Gómez, el del mayor general Antonio Maceo y el del General Calixto García,además que importantes avenidas de la capital terminan desembocando en el malecón como la calle 23, la avenida de los Presidentes y la avenida Paseo. Otros edificios y monumentos representativos de la capital también bordean todo lo largo de la avenida malecón, como el Castillo de la Real Fuerza de La Habana, el Castillo de San Salvador de la Punta, el Torreón de San Lázaro, la entrada al Túnel de La Habana, el Hotel Nacional de Cuba, la embajada estadounidense, el Torreón de la Chorrera y el edificio Malecón 17 "Las Cariátides" antiguo Unión Club, diseñado y construido en 1924 por la reconocida firma de arquitectos Govantes y Cabarrocas, posteriormente rehabilitado para acoger el Centro Cultural de España en La Habana en 1998 por el Arquitecto Miguel Viera Medal. Siete mil metros de un ancho muro de cemento convierten al malecón habanero en el lugar de encuentro más visitado de la capital cubana. Su Función Principal además de ser una obra estrátegica para detener el agua, es ser un centro de atención turística y local. Los habitantes de la isla que más cercanos a dicha estructura a menudo pasan las noches y madrugadas esperando el amanecer, tomando tragos y cantando con guitarras bajo las estrellas. El malecón habanero, desde su construcción se ha convertido en signo de la isla, identificándola en cualquier parte del mundo. Existe un solo libro escrito sobre el Malecón Habanero: HISTORIA DEL MALECÓN HABANERO, escrito por Arsenio Rodríguez Quintana. ED MUNTANER BARCELONA 2019. Disponible en AMAZON. “Este libro comencé a escribirlo hace 25 años en Cuba, donde investigué todos los archivos disponibles con información sobre la República cubana (1902-1959), pero sobre todo el Archivo Nacional de Cuba donde ejercía como historiador tras graduarme en 1994 en La Universidad de La Habana. Lo comencé como investigador, pero también como habanero que ha nacido con el Malecón del Vedado delante, donde aprendí a nadar y donde también estuve a punto de ahogarme con 7 años. Juro que comencé pensando que era la historia del Malecón y ahora compruebo que es en realidad una guía arquitectónica de esta ciudad con la humedad de mar como escenografía, y también la historia arquitectónica de la misma que ocupa 180 años desde 1777 (Paseo de Paula) hasta 1958 (Túneles), 0 sea, 180 años de su desarrollo de los 500 que cumple La Habana el próximo noviembre del 2019. El Malecón, que aquí escribo con mayúscula, es la mayor obra urbanística de la ciudad que comenzó a gestarse primero como desarrollo defensivo de la misma por los continuos y constantes ataques de Corsario y Piratas, y luego como ocio recreativo con los primeros baños públicos; después como expansión por crecimiento de la población, tras el derribo de las murallas en 1863, y finalmente en 1898, por saneamiento, cruzada que se propuso el primer gobierno Interventor Americano en 1898 aliado con Carlos J. Finlay quien ya había descubierto la correspondencia entre el mosquito, la insalubridad y la fiebre amarilla. Sus años de construcción republicana fue un reto para su departamento de Obras Públicas que lo terminó con sus túneles, en 1958. Tras 23 presidentes republicanos y 8 kilómetros de extensión por el litoral.” Introducción del libro: Historia del Malecón Habanero. Arsenio Rodríguez Quintana, NOv. 2019. https://www.amazon.es/historia-del-Malec%C3%B3n-Habanero-presidenciales/dp/1096027755/ref=asap_bc?ie=UTF8== Enlaces externos == Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Malecón habanero. El malecón de La Habana Guije.com Imágenes Google del Malecón habanero

      Hora en el lugar: 2 horas
    • El Capitolio

      El Capitolio Nacional de La Habana es un edificio construido en 1929 en La Habana (Cuba) bajo la dirección del arquitecto Eugenio Raynieri Piedra, por encargo del entonces presidente cubano Gerardo Machado. El edificio estaría destinado a albergar y ser sede de las dos cámaras del Congreso o cuerpo legislativo de la República de Cuba. Inspirado en el Panteón de París, San Pablo de Londres y en el Capitolio de los Estados Unidos, el edificio presenta una fachada acolumnada neoclásica y una cúpula que alcanza los 91,73 m de altura.[1]​[2]​ Situado en el centro de la capital del país, entre las calles Prado, Dragones, Industria y San José, es el origen kilométrico de la red de carreteras cubanas, y después del triunfo de la Revolución, cuando fue disuelto el Congreso, fue transformado en la sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y de la Academia de Ciencias de Cuba. Desde 2010 se encuentra sometido a un proceso de restauración capital para devolverle sus funciones primigenias y que vuelva a ser la sede del parlamento cubano. Abierto al público, es uno de los centros turísticos más visitados de la ciudad, habiéndose convertido en uno de los iconos arquitectónicos de La Habana,[3]​[4]​[5]​ y es considerado habitualmente el edificio más imponente de la ciudad.[6]​ Asimismo, aparece nombrado por algunos expertos como uno de los seis palacios de mayor relevancia a nivel mundial.[7]​

      Hora en el lugar: una hora
    • Varadero Beach

      Varadero es una ciudad de Cuba ubicada al noroeste del municipio Cárdenas, situada en la península de Hicacos, en la provincia Matanzas, a 130 kilómetros al este de La Habana. Al noreste Punta Hicacos es el lugar más septentrional de Cuba. Es un territorio especial de la República de Cuba. Constituye el punto más cercano a los Estados Unidos, tiene 30 km de extensión de los cuales 22 km son de playas. Limita al norte con el estrecho de La Florida, al sur con la bahía de Cárdenas, al este con Cárdenas, al oeste con la cayería Sabana Camagüey, su población es de 26 680 habitantes de los cuales aproximadamente 7 000 radican en la misma península. Su principal renglón económico es el desarrollo del turismo y la mayor fuerza laboral está en función del mismo. Una de las mejores playas para el snorkel y el buceo [Playa Coral o Coral Beach], una hermosa playa en la costa norte de Matanzas y a solo 15 km de Varadero la mejor playa de Cuba y una de las mejores playas del mundo, Playa Coral como su nombre indica es una playa con una de las barreras coralinas más grande de Cuba donde se puede disfrutar de más de 50 especies de Corales y más de 50 especies de peces.

      Hora en el lugar: 10 horas
    • Finca El Pinar (Alejandro Robaina)

      Hora en el lugar: 2 horas
    • Plaza de Armas

      The Plaza de Armas (literally Weapons Square, but better translated as Parade Square or parade ground) is the name for all of the Colombian main squares. In the central region of Mexico this space is known as El Zócalo and in Central America as Parque Central (Central Park). While some large cities have both a Plaza de Armas and a Plaza Mayor, in most cities those are two names for the same place. Most cities constructed by the Spanish conquistadores were designed in a standard military fashion, based on a grid pattern taken from the Roman castrum, of which one of the blocks would be left vacant to form the Plaza de Armas. It is often surrounded by governmental buildings, churches, and other structures of cultural or political significance. The name derives from the fact that this would be a refuge in case of an attack upon the city, from which arms would be supplied to the defenders.

      Hora en el lugar: una hora
    • Punta Gorda Cienfuegos

      Hora en el lugar: una hora
    • Plaza Mayor

      La plaza Mayor de Trinidad se localiza en la ciudad de Trinidad, Cuba, se trata del centro histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.[1]​ Los edificios que rodean la fecha (plaza central) de los siglos 18 y 19, cuando el comercio de azúcar del cercano Valle de los Ingenios y la trata de esclavos trajo gran riqueza a la zona. Muchos de los edificios que rodean la plaza pertenecía a los terratenientes ricos de la ciudad.

      Hora en el lugar: una hora
    • Presidio Modelo

      Hora en el lugar: una hora
    • Necrópolis Cristóbal Colón

      La Necrópolis de Cristóbal Colón es una de las veintiún necrópolis existentes en la ciudad cubana de La Habana y está declarada Monumento Nacional de Cuba. Con 57 hectáreas de extensión, es el cementerio más importante del país. Posee un gran número de obras escultóricas y arquitectónicas, razón por la cual muchos especialistas lo sitúan como primero de importancia mundial, precedido solamente por el de Staglieno, en Génova. La necrópolis es una de las más valiosas de América a nivel cultural debido a la riqueza de sus esculturas y formas arquitectónicas, no obstante haber sido vandalizado reiteradamente. En las puertas del cementerio hay un monumento de mármol de Carrara de 34 metros de largo y 21 de alto se encuentran representadas las virtudes teologales de la caridad, la fe y la esperanza.

      Hora en el lugar: una hora
    • Parque Nacional Alejandro de Humboldt

      El Parque Nacional Alejandro de Humboldt es un parque nacional en las provincias cubanas Holguín y Guantánamo. Tiene el nombre del científico alemán Alexander von Humboldt que visitó la isla en 1800 y 1801. El parque es un Patrimonio Común de la Humanidad desde 2001. Debido a su compleja geología y topografía variada, se ha desarrollado una gran variedad de ecosistemas únicos en la Isla, que han dado origen a uno de los sitios de isla tropical en el mundo con mayor diversidad biológica. Muchas de las rocas de este ambiente son tóxicas para las plantas, por lo que las especies tuvieron que adaptarse para sobrevivir en estas condiciones hostiles. Este proceso evolutivo único produjo el desarrollo de muchas nuevas especies, por lo que el parque es uno de los sitios más importantes en el hemisferio occidental para la conservación de flora endémica. 16 de las 28 formas de vegetación de Cuba se encuentran en esta región. Entre las principales especies endémicas del parque se encuentran el carpintero real (casi extinto), la cotorra, el catey, el gavilán caguarero, el almiquí (mamífero insectívoro de hábitos nocturnos), la dracena, la polimita, los cateyes, la jutía andaraz (roedor). También viven en la zona manatíes, anfibios (en especial una rana de 1 centímetro), reptiles y peces. El parque concentra además hermosos paisajes bosques latifolios y pinares. Los ríos del parque portan aguas cristalinas y son frecuentes las cascadas en su cauce.

      Hora en el lugar: 10 horas
SU
SELECCIÓN